Saltar al contenido

En Argentina, aproximadamente 1,5 millones de personas reciben pensiones no contributivas, principalmente destinadas a personas con invalidez o mayores de 70 años que no perciben una jubilación por diferentes razones.

Estas pensiones tienen un promedio de menos de $9.000 por mes, lo que hace que muchas de estas personas necesiten obtener préstamos para pensionados no contributivos.

¿Qué implican los préstamos para pensionados no contributivos?

Aquellos que reciben ingresos insuficientes por parte del Estado en Argentina pueden encontrarse con dificultades para afrontar los gastos básicos. Si surge un imprevisto o una urgencia, el dinero puede no ser suficiente.

Por lo tanto, este tipo de préstamos están diseñados para personas con este tipo de ingresos que no reciben sueldos o jubilaciones.

También es importante mencionar que los préstamos para pensiones graciables también se incluyen en esta categoría, ya que también son consideradas pensiones no contributivas.

¿Quiénes pueden solicitar estos préstamos?

Como hemos mencionado, existen diferentes tipos de pensiones no contributivas y diferentes motivos por los cuales una persona puede acceder a ellas. A continuación, detallaremos cada uno de los casos.

Préstamos para beneficiarios de pensiones no contributivas por vejez

Una vez que alcanzas los 70 años, puedes solicitar el cobro de esta pensión si no recibes una jubilación u otro tipo de pensión debido a la falta de aportes. Normalmente, el monto otorgado es el 70% del valor de una jubilación mínima.

Para solicitar tu préstamo, es necesario tener al menos 6 meses de cobro y en algunos casos no superar los 75 años de edad.

Crédito para receptor de pensión no contributiva para madre de 7 hijos

Esto está dirigido a mujeres que hayan tenido o tengan siete o más hijos, sin importar su edad o estado civil. Para recibir esta pensión, se deben cumplir dos requisitos: ser de nacionalidad argentina o naturalizada y tener una residencia en el país de al menos 15 años.

Es importante tener en cuenta que el cónyuge o concubino puede recibir una jubilación, pero no una pensión no contributiva.

Si tenés esta pensión, podés solicitar tu crédito 100% online.

Préstamo para receptor de pensión no contributiva por invalidez

Este préstamo está dirigido a personas que tengan una discapacidad laboral del 76% o más y sean menores de 65 años. Además, es necesario contar con un certificado médico oficial que respalde la disminución física.

Esta es una de las pensiones no contributivas más comunes y si ya la estás recibiendo, podés completar el formulario para solicitar una preaprobación inmediata para un crédito personal.

¿Cómo solicitar un crédito no contributiva por invalidez?

Si cumplís con los requisitos mencionados, simplemente tenés que completar nuestro formulario online que se encuentra en la parte superior de esta página y en pocos minutos podrás acceder a una amplia variedad de empresas que otorgan préstamos a personas que no pueden trabajar debido a su incapacidad.

Ten en cuenta que no es necesario dirigirte a ninguna sucursal, ya que el dinero se depositará en tu cuenta bancaria, la misma por la que recibes tu pensión.

Requisitos para solicitar un préstamo para pensiones no contributivas

Los requisitos pueden variar dependiendo de la entidad financiera que otorgue el préstamo y el tipo de pensión que recibas. Sin embargo, en líneas generales, podemos establecer algunos puntos:

  • Tener 18 años o más y no exceder los 75 años.
  • Contar con DNI argentino.
  • Percibir ingresos por pensión no contributiva durante al menos 3 o 6 meses.
  • Tener una dirección de correo electrónico y un número de teléfono móvil con acceso a Internet.

Si recibes otro tipo de beneficio del estado que no sea una pensión no contributiva, puedes consultar nuestro artículo sobre préstamos para planes sociales y la Asignación Universal por hijo.

¿Cuánto dinero puede solicitar un beneficiario de una pensión no contributiva?

Al solicitar un préstamo para pensionados no contributivos en 2023, podrás acceder a diferentes cantidades de dinero que dependerán de tus ingresos y capacidad de pago.

En iKiwi encontrarás varias ofertas que van desde los $1000 hasta los $50000 para pensiones no contributivas.

También nos preguntan sobre los montos que se prestan a beneficiarios de pensiones graciables, y la respuesta es similar, ya que las empresas que prestan para no contributivas también prestan para pensiones graciables.

EmpresaMonto MáximoPlazoContratar
$50.000Hasta 9 mesesPedir
$50.000Hasta 15 mesesPedir

¿Cuál es el procedimiento para obtener un préstamo de Anses para la Pensión No Contributiva?

La Administración de la Seguridad Social ofrece diferentes opciones de préstamos para aquellos beneficiarios de las Pensiones No Contributivas por Maternidad de 7 Hijos y por Invalidez. Estos créditos ofrecen tasas de interés reducidas a partir del año 2020.

Es posible acceder a montos que van desde los $5000 hasta los $70000, en plazos de 24, 36, 48 o 60 cuotas. Es importante tener en cuenta que la cuota mensual no puede exceder el 20% de los ingresos provenientes de la pensión y que el solicitante debe tener menos de 75 años al momento de finalizar el préstamo.

El costo financiero total de los préstamos de Anses para la Pensión No Contributiva es ligeramente superior al 45%.

Es relevante mencionar que las cuotas correspondientes a los meses de enero, febrero y marzo no serán descontadas de aquellos créditos concedidos antes del 26 de diciembre del año pasado. En caso de haberse cobrado la cuota de enero, el monto será reembolsado en forma de pago adicional junto con la jubilación o pensión correspondiente a ese mes.

¿Es posible que el representante legal del beneficiario de la pensión solicite el préstamo?

El apoderado tiene la capacidad de gestionar el préstamo en nombre del titular de la pensión. Es importante considerar que muchas entidades solicitan una fotografía de la persona junto con su documento nacional de identidad, por lo tanto, el apoderado deberá acompañar al beneficiario para completar la solicitud correctamente.

Los préstamos destinados a los apoderados de las pensiones se gestionan como préstamos personales convencionales y el dinero se deposita siempre en la cuenta del titular de la pensión.

Artículos relacionados